Lactancia/Grietas pezon Hay 13 productos.

Mostrando 1 - 13 de 13 items

Si estas metida de lleno en el periodo de lactancia de tu bebé, deberás tener en cuenta que necesitarás una serie de productos de lactancia materna que te serán muy útiles para los cuidados del pezón. En nuestra parafarmacia online encontrarás todo esta gama de productos tan importantes para hacer de la lactancia algo bonito y no un problema par...

Si estas metida de lleno en el periodo de lactancia de tu bebé, deberás tener en cuenta que necesitarás una serie de productos de lactancia materna que te serán muy útiles para los cuidados del pezón. En nuestra parafarmacia online encontrarás todo esta gama de productos tan importantes para hacer de la lactancia algo bonito y no un problema para la madre.

Cuidados del pezón

Para esta zona tan delicada en el cuerpo de la madre y que se resiente mucho durante el momento de la lactancia, existe una gran gama de artículos de cuidados del pezón para mantenerlos sanos.

Algunos de los problemas que pueden surgir en los pezones son que se sienta dolor a la hora de amamantar al bebé. Este problema puede ser causado por muchas cosas. Por ejemplo, si se tiene los pezones y las areolas de color rojo, resecos, agrietados y con picor, se puede estar padeciendo incluso una infección conocida como algodoncillo o candidiasis.

Otro problema que puede surgir en el pezón son las ampollas: la ampolla de leche que se produce cuando uno de los conductos de la leche se tapona porque crece piel; y la ampolla de pezón surge de la succión del bebé o por que el extractor de leche que estamos usando no es el adecuado, por lo que deberemos hacernos con un buen sacaleches de calidad probada para que no nos complique la lactancia.  

Por problemas como estos es necesario rodearse de los mejores productos de lactancia y prestar atención a los cuidados del pezón, ya que el problema no solo lo sufre la madre sino también el bebé.

Productos lactancia

Entre los productos de lactancia que podemos encontrar cobran vital importancia aquellos relacionados con los cuidados del pezón, por ser la zona más implicada en la lactancia.

Podemos encontrar protege mamas, unos discos que se utilizan para absorber las pérdidas de leche durante la lactancia. Al estar hecho de una textura suave, el pezón está protegido y así se evita que se produzcan irritaciones en la zona.

También, para el cuidado de los pezones podemos usar directamente cremas especiales para el cuidado del pezón, que lo hidraten y que lo protejan contra todos los problemas que puedan surgir.

Si ya tenemos los pezones inflamados o con grietas, lo recomendable es usar unas pezoneras. Este artículo aísla el pezón y evita que esté en contacto directo con la piel del bebé, pero a la vez te permite amamantar ya que deja pasar la leche a través de unos agujeritos.

Como podéis comprobar hay una gran gama de productos específicos para la lactancia que pueden resultar realmente útiles en el día a día de la lactancia del bebé.

Grietas pezón

Amamantar es una acción que no debería provocar ningún dolor si no influye en ella algún factor externo como una infección. En el caso de aparezcan las grietas en el pezón, lo que suele ocurrir es que el bebé se agarra solamente del pezón para amamantarse en vez de coger un poco más de pecho. Por lo que el pezón se resiente.

Para intentar evitar las grietas en el pezón hay que poner especial atención en la postura que va a coger el bebé para mamar y que su boca no abarca solo la zona de pezón, si no que alcanza también la aureola. A la hora de retirar al bebé después de que haya comida, también hay que tener cuidado de que lo hagamos de una forma suave y poco a poco, para que no tire de forma brusca del pezón y haga daño a la madre.

Tampoco se recomienda que el bebé esté mucho tiempo mamando porque se puede quedar dormido mientras lo hace y, por lo tanto, se estaría favoreciendo a un aumento anormal de la humedad en la zona. Lo que provoca que aparezcan grietas en la zona del pezón de la madre.

A pesar todo, pueden llegar a salirnos las grietas en el pezón y estas no se pueden curar de ninguna manera. Pero no hay que agobiarse ya que aunque no se puedan curar, existen algunas cremas que pueden aliviar el dolor y algunos artículos como los que hemos mencionado anteriormente que pueden ayudar bastante a que la lactancia sea lo más cómoda posible, ya sea con pezoneras, como con cremas para el cuidado del pezón, como con discos protege mamas absorbentes.

Más