Saltar al contenido

El mito de la detoxificacion

octubre 8, 2021

Conoce la verdad sobre la detoxificación

El mito de los productos detox

He aquí algunos hechos clave, respaldados por la ciencia.

¿Se puede realmente desintoxicar?

Siento ser el portador de malas noticias, pero poder desintoxicar el cuerpo es un mito. No puedes obligar a tus órganos a eliminar los excesos e impurezas más de lo que ya lo hacen. La buena noticia es que puedes mejorar tu salud comiendo (o bebiendo) menos y mejor, dejando de fumar y haciendo ejercicio.

¿Cómo se desintoxica el cuerpo de forma natural? ¿Qué órganos intervienen?

Naturalmente, tu cuerpo es un sistema perfectamente afinado con órganos capaces de eliminar las toxinas y excretarlas. Los principales órganos desintoxicantes del cuerpo son el hígado y los riñones, mientras que la piel e incluso los pulmones desempeñan un papel menor en la excreción de toxinas.

¿Cómo puedes ayudar a estos órganos?

La mejor manera de ayudar a tu cuerpo a «desintoxicarse» es apoyar las funciones naturales de esos órganos. Una dieta equilibrada, de tipo mediterráneo (aceite de oliva, marisco y pescado, legumbres (como lentejas o garbanzos), frutos secos y semillas, verduras, beber 1 litro de agua al día, dejar de fumar, consumo de alcohol limitado y hacer ejercicio son lo mejor que puedes hacer por tu cuerpo.

¿La transpiración es un sistema de desintoxicación de la piel?

La función principal de la transpiración es disminuir la temperatura corporal. Si bien es cierto que se pueden encontrar pequeñas cantidades de metales en el sudor, el hígado y los riñones eliminan muchas más toxinas que las glándulas sudoríparas. La creencia de que el sudor puede limpiar el cuerpo también es un mito.

La mejor manera de ayudar a la piel a mantenerse sana y a conservar sus propiedades de protección es limpiarla. Utiliza una doble limpieza para tu rostro.

Exfolia tu piel dos veces por semana para eliminar las células muertas y desobstruir tu piel.

Hidrátate y usa un protector solar adecuado para tu tipo de piel

Otra buena forma de ayudar a las funciones de tu cuerpo es introducir en tu rutina el cepillado corporal. Además de exfoliar la capa superficial de la piel, aumentará la circulación y el flujo sanguíneo, y estimulará el drenaje del sistema linfático.

Con estos sencillos consejos puedes mejorar enormemente la salud de tu piel